El propietario de una vivienda obtiene ayuda para salvaguardar su independencia arduamente ganada

Keiko Omori, Upper West Side

Keiko Omori se convirtió por primera vez en propietaria de una vivienda en el Upper West Side en 1993, después de que su familia recibió una indemnización por parte del gobierno estadounidense como compensación por haber sido retenida en un campo de internamiento japonés durante la Segunda Guerra Mundial. Ser dueña de una casa era una meta para Keiko, lo cual le ayudó a escapar del alojamiento temporal y reclamar un sentido de propiedad que ella y otras familias japonesas-estadounidenses habían perdido durante la guerra.

Incluso 24 años después, Keiko todavía tiene momentos en los que no puede creer que sea dueña de una casa. "¡Esto es mío! ¡Es mi apartamento!", se maravilla en voz alta.

Sin embargo, estuvo a punto de perderlo, pero recibió un préstamo por parte del Programa de Asistencia Hipotecaria del Estado de Nueva York en 2015.

Los problemas de Keiko comenzaron cuando se retiró en 2012 después de 40 años como secretaria jurídica. Se enfrentó con gastos médicos inesperados y estuvo batallando con los pagos de su hipoteca y con cheques de seguridad social cada vez más pequeños. Cuando trató de ponerse en contacto con su banco para obtener una modificación de su hipoteca, se le dijo que necesitaba llevar más y más papeles. Pero incluso cuando los llevó, le fue negada. Dijo que sintió como si estuviera "en la oscuridad... enterrada entre documentos", y se quedó con respuestas inconclusas.

Sin embargo, Keiko se guardó estos sentimientos para ella y se los ocultó a sus amigos y vecinos; esto es, hasta que Elizabeth Sclafani y su esposo se mudaron a la casa de al lado en 2014. Lo que comenzó como dos personas que intercambiaban comentarios amables con el tiempo creció y se convirtió en una cálida amistad. Con el paso del tiempo, Keiko le confió a Elizabeth los problemas que tenía con su hipoteca, y ella de inmediato se puso a trabajar para encontrar ayuda para Keiko.

Gracias a una conversación con un miembro de la Asamblea del Estado de Nueva York, Keiko y Elizabeth finalmente fueron puestas en contacto con el Programa de Asistencia Hipotecaria de Nueva York operado por el Center for NYC Neighborhoods. El programa otorga préstamos hipotecarios de hasta $40,000 con interés cero a propietarios de viviendas a lo largo del estado de Nueva York que pueden estar en riesgo de enfrentar una ejecución hipotecaria. A Keiko se le otorgó un préstamo en el límite superior. El Centro también trabajó con el banco de Keiko para extender las fechas límite y para ayudarla a que su hipoteca se modificara. Finalmente, sus pagos hipotecarios mensuales se redujeron en un 68%, lo cual le permitió quedarse en su casa.

Ni Keiko ni Elizabeth pensaron que Keiko pudiera lograr que se le redujeran los pagos de su hipoteca de una forma tan drástica. Elizabeth recuerda haberle dicho a Keiko que ella pensaba que el Programa de Asistencia Hipotecaria del Estado de Nueva York fue una "solución sorprendente... que superó, por mucho, sus expectativas". Elizabeth también subrayó el panorama completo: la cooperativa del edificio habría sufrido si Keiko hubiera incumplido su hipoteca. "No solo iba a perder Keiko", dijo, "seríamos todos nosotros".

Hoy en día, Keiko está agradecida y sorprendida por la asistencia que recibió por parte del Programa de Asistencia Hipotecaria del Estado de Nueva York. "No podía creer que alguien como yo pudiera obtener eso", dice.

¿Se ha atrasado en los pagos de su hipoteca o tiene retraso en impuestos sobre la propiedad?

El Programa de Asistencia Hipotecaria del Estado de Nueva York tal vez pueda ayudarle. Llámenos al 855-NYSMAP-3 para obtener más información.