Un buen hijo: el propietario de una vivienda salva su hogar y honra a su madre

Larry Whittaker, Hudson Valley

Nadie debería tener que elegir entre enterrar a su madre y conservar su casa. Sin embargo, Larry Whittaker, residente de toda la vida de Hudson Valley, se enfrentó una vez con esa disyuntiva.

Whittaker ha sido residente de Rosendale, N.Y. toda su vida. Compró su casa hace 25 años al propietario original. Ahí crio a sus hijos y luego cuidó de su madre a medida que fue envejeciendo.

A lo largo de los últimos años, Larry por poco pierde el hogar que era un refugio para su familia. Todo comenzó con una serie de enfermedades: Larry sufrió un aneurisma, seguido por un ataque al corazón en 2015. Mientras se recuperaba, su madre se enfermó y finalmente falleció. Larry no pudo trabajar durante este periodo y pronto tuvo que elegir entre pagar los impuestos sobre su propiedad y darle a su madre un entierro amoroso y respetuoso.

Para Larry, la elección era evidente. "Mi madre cuidó de mí toda mi vida", dijo. Ahora era su turno cuidar de ella y darle el entierro que merecía.

Incluso con un acuerdo generoso y comprensivo con la funeraria donde se encontraba su mamá, tuvo que posponer el pago de los impuestos de su propiedad. Finalmente, se declaró en bancarrota, pero incluso se le dificultó cumplir con los pagos de la bancarrota.

Larry estaba a tan solo tres meses de una subasta de ejecución hipotecaria cuando un amigo le sugirió que se pusiera en contacto con RUPCO, una organización sin fines de lucro con sede en Kingston, N.Y. que ofrece asesoría de vivienda a propietarios en Hudson Valley. La organización es miembro del Programa de Protección para Propietarios de Viviendas (o HOPP) del Fiscal General del Estado de Nueva York, una red estatal de proveedores de servicios legales y de vivienda. La organización también refiere a los propietarios de una vivienda al Programa de Asistencia Hipotecaria del Estado de Nueva York, el cual hace préstamos hipotecarios de hasta $40,000 a propietarios elegibles de viviendas, que se encuentran en necesidad.

"Ser dueño de una vivienda es fabuloso. Me da gusto serlo".

Al principio, Larry sintió que no podría salvar su casa, pero tan pronto como se sentó con Lisa Luborsky, la asesora de preservación de propiedad de la vivienda, se sintió más esperanzado. Lisa dijo con confianza: "Lo cuidaremos". Asesores de vivienda como Luborsky son profesionales experimentados y capacitados que asesoran a los propietarios de viviendas sobre cómo prevenir las ejecuciones hipotecarias, cómo comprar una casa, proteger su crédito y muchos otros asuntos relacionados con la propiedad de una vivienda. Fue gracias a su ayuda afectuosa y meticulosa que Larry finalmente pudo obtener un préstamo de $10,300, lo suficiente como para conservar su casa.

Actualmente, puedes encontrar a Larry pasando tiempo con su nieto, ya sea disfrutando el estanque de carpas doradas de Larry en el patio o pescando en el riachuelo que se encuentra justo frente a su casa. "Ser dueño de una casa es algo estupendo. Me da gusto tenerla", dijo. Y saber que está financieramente más estable gracias a la ayuda de NYS-MAP también le dio alivio. "Puedes cerrar la puerta y respirar por la noche; no sabes lo que se siente cuando eres totalmente libre".

¿Se ha atrasado en los pagos de su hipoteca o tiene retraso en impuestos sobre la propiedad?

El Programa de Asistencia Hipotecaria del Estado de Nueva York tal vez pueda ayudarle. Llámenos al 855-NYSMAP-3 para obtener más información.